Gobierno de Canarias

Comunidad Autónoma de Canarias

Boletín Oficial de Canarias

Estás en:

BOC Nº 109. Lunes 14 de Agosto de 1989 - 1049

I. DISPOSICIONES GENERALES - Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas

1049 - DECRETO 216/1989, de 31 de julio, por el que se regula y auxilia la autoconstrucción de viviendas.

Descargar en formato pdf

La Ley 11/1989, de 13 de julio, de Viviendas para Canarias define y establece las bases para la regulación de la autoconstrucción de viviendas y autoriza al Gobierno para su desarrollo reglamentario.

Factores de índole cultural, económico y demográfico, han hecho que en la islas una parte importante del proceso edificatario-residencial se haya canalizado a través de sistemas no convencionales, propiciando fenómenos de autoconstrucción, surgidos y desarrollados al margen de la normativa vigente.

Se hace preciso, en la actualidad, que esa manifestación espontánea sea reconducida a pautas regulares, a fin de asegurar la ausencia de incidencias negativas en la ordenación territorial y dc garantizar a un amplio sector de la población canaria, las condiciones de habitabilidad exigibles para el disfrute de una vivienda digna. Por otro lado, la creación de un marco normativo adecuado permitirá allegar recursos financieros, en beneficio de la economía general del sistema y particularmente de las familias con menos recursos económicos. Las actuaciones protegibles no deben contraerse tan sólo a la propia edificación, sino atender también a la previa preparación del suelo, garantizando la creación de una infraestructura urbanística mínima y una prestación racional y poco costosa de los servicios urbanos. En esta fase, si bien no es descartable la actuación de promotores privados, deben tener un protagonismo singular las Corporaciones Locales como responsables de la gestión y planificación urbanística básica de sus términos municipales.

En relación al autoconstructor se trata de otorgar ayudas no únicamente para la ejecución de las obras de edificación, sino también para la adquisición de suelo. Estas ayudas deben tener cierta autonomía entre sí, pero sin que ello pueda suponer actuaciones descoordinadas; antes bien, se pretende una articulación de ambas fases para que el proceso constructivo resultante esté finalizado en periodos lógicos, de tal manera que desaparezca la precariedad y provisionalidad de este tipo de viviendas.

En lo concerniente a los proyectos de construcción se propugna la racionalización de los mismos, mediante la creación de las oficinas insulares o comarcales de vivienda, de tal forma que se disminuya el coste para el usuario, y se logre al tiempo una coherencia tipológica y la adecuación de la vivienda al entorno físico paisajístico.

El carácter complementario de las ayudas, con relación a las contenidas en el régimen de protección oficial, hace que lo óptimo sea lograr la simultaneidad y coincidencia de la vivienda autoconstruida con la calificación de vivienda de protección oficial.

En su virtud, a propuesta del Consejero de Obras Públicas, Vivienda y Aguas y tras la deliberación del Gobierno en su sesión del 31 de julio de 1989,

D I S P O N G O:

SECCION PRIMERA.

Artículo 1.- Objeto.

La presente norma tiene por objeto la regulación del sistema de financiación cualificada y de Ios apoyos técnicos a la autoconstrucción de viviendas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias.

Se entiende por viviendas autoconstruidas las destinadas exclusivamente a domicilio habitual y permanente de su promotor, en las que la persona de éste coincida con la dcl constructor y siempre que se asienten en suelo calificado como urbano, que cuente con los servicios mínimos para ser considerado como solar y que haya sido especialmente destinado a este fin por los instrumentos dc planeamiento municipal.

Artículo 2.- Unidad familiar-definición-cálculo de ingresos.

A los efectos de este Decreto, se considerará que forman parte de la unidad familiar, el solicitante, su cónyuge o la persona que con él conviva, en el supuesto de uniones de hecho, y aquellos familiares que estén a su cuidado y que constituyendo una unidad económica vayan a ocupar la nueva vivienda.

Los ingresos ponderados de la unidad familiar se calcularán en la forma establecida en cl artículo 6' del Real Decreto 224/89, de 3 de marzo (Boletín Oficial del Estado n' 57 de 8 de marzo de 1989) sobre medidas de financiación de actuaciones protegibles en materia de vivienda

SECCION SEGUNDA

Artículo 3.- Financiación y auxilios.

1°. Dentro dc las disponibilidades presupuestarias la financiación a la autoconstrucción de viviendas podrá adoptar las siguientes formas:

a) Préstamos con o sin subsidiación de los tipos de interés para autoconstrucción de viviendas y la adquisición de suelo con el mismo destino.

b) Subvenciones a la adquisición de solares.

c) Subvenciones a la construcción de viviendas.

2°. Los préstamos cualificados a los que se refiere la letra a) dcl apartado anterior se otorgarán dentro de la normativa estatal en materia de financiación de actuaciones protegibles en vivienda de nueva construcción y adquisición de suelo con el mismo destino, y a través dc las entidades de crédito con las que a tal fin se concierten los oportunos convenios y mediante garantía hipotecaria.

3°. Los Ayuntamientos podrán conceder cuantas bonificaciones Fiscales sean precisas para favorecer el proceso autoconstructivo.

Artículo 4.- Requisitos y condiciones de las ayudas para la adquisición de terrenos.

Para tener derecho a las subvenciones o ayudas contenidas en ña presente norma los solicitantes habrán de reunir, sin perjuicio de lo establecido en el apartado 2 del artículo anterior, los requisitos y cumplir las condiciones siguientes:

1°. Requisitos

a) No tener la unidad familiar ingresos ponderados superiores a 4 veces el salario mínimo interprofesional cuando se trate de unidades familiares de hasta cinco miembros, ni superar 5 veces el Salario Mínimo Interprofesional en los demás supuestos.

b) Que el solar a adquirir reúna los requisitos establecidos en el artículo 10 de este Decreto.

2°. Condiciones:

a) Comenzar la construcción de la vivienda en el término de 18 meses a partir de la adquisición de la parcela.

b) Terminar la construcción de la vivienda en el plazo de 36 meses contados a partir del comienzo de las obras, en el supuesto de obtener también subvención para la ejecución de la vivienda, o en el de 5 años en los demás supuestos.

c) No enajenar el solar adquirido sin autorización de la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas.

Artículo 5.- Requisitos y condiciones de las ayudas a la construcción de viviendas.

Los beneficiarios de las ayudas contenidas en el presente Decreto para la construcción de viviendas deberán reunir los requisitos y cumplir las condiciones siguientes:

1°. Requisitos:

a) Ser titulares de un solar de las características establecidas en el artículo 10 de este Decreto.

b) No tener la unidad familiar ingresos ponderados superiores a cuatro veces el salario mínimo interprofesional cuando se trate de unidades familiares de hasta cinco miembros ni superar cinco veces el salario mínimo interprofesional en los demás supuestos.

2°.- Condiciones:

a) Terminar la construcción de la vivienda en cl plazo de 36 meses contados a partir del comienzo de las obras.

b) No enajenar las viviendas en el plazo de 15 años a partir del momento de terminación de las obras.

c) Destinar la vivienda a domicilio habitual y permanente de su titular.

d) Realizar la declaración de obra nueva en la que figurará la condición establecida en el apartado b9 y proceder a la correspondiente inscripción registral.

Artículo 6.- Incumplimiento dc los requisitos y obligaciones.

El incumplimiento de los requisitos y las obligaciones consignadas en los artículos 4 y 5 de este Decreto, supondrá la pérdida de la condición de beneficiario, con la subsiguiente obligación de devolver la cuantía de la subvención en los supuestos de haber sido percibida con los intereses legales y cualquier otra bonificación o exención concedida, sin perjuicio de las responsabilidades que procedan en cada caso.

Artículo 7.- Cuantía de las subvenciones y momento de su percepción para la adquisición de los solares.

La Consejería dc Obras Públicas, Vivienda y Aguas podrá otorgar, previo informe de la Dirección General dc Vivienda, dc acuerdo con las disponibilidades presupuestarias, subvenciones de hasta 200.000 pesetas para la adquisición de solares con destino a la auto-construcción de viviendas.

Las subvenciones a la adquisición de solares podrán percibirse de las formas siguientes.

a) En el caso en el que la urbanización de los terrenos se lleve a cabo por una entidad pública, ésta podrá subrogarse en la persona del beneficiario minorando la cuantía de la subvención del precio de venta de la parcela.

b) En los supuestos no comprendidos en la letra anterior, la subvención será abonada una vez formalizada la escritura pública de enajenación del terreno o en el momento de su firma.

Artículo 8.- Cuantía de las subvenciones y momento de su percepción para construcción de viviendas.

La Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas podrá otorgar, de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias, subvenciones de hasta 800.000 pesetas para la construcción de viviendas.

Esta subvenciones serán concedidas por la Consejería de Obras Públicas, Vivienda y Aguas, previo informe de la Dirección General de Vivienda, y se abonarán previa presentación de las facturas de adquisición de materiales por el beneficiario de la subvención.

Por Orden Departamental se fijarán las condiciones para el acceso a las subvenciones para la adquisición de solares y construcción de viviendas así como el proceso de solicitud y otorgamiento de las mismas.

Artículo 9.- Préstamos cualificados.

En el marco de la normativa de financiación de actuaciones en materia de vivienda y dentro del ámbito del Convenio firmado entre el ministerio de obras Públicas y Urbanismo y la Comunidad Autónoma de Canarias, podrá reconocerse a aquellos autoconstructores que lo soliciten y queden incluidos en el cupo disponible, el derecho a la subsidiación de préstamos cualificados por el Estado en una cuantía máxima de 1.200.000 pesetas; esta cuantía podrá elevarse si en una revisión del Convenio así se estipulara.

SECCION TERCERA.

Artículo 10.- Condiciones de los terrenos.

Para que los terrenos puedan ser objeto de financiación cualificada deberán tener una superficie máxima de 120 m2 y tener la consideración de solares reputándose como tales aquellos terrenos urbanos edificables que cuenten con los servicios que a tales efectos requieran los planes urbanísticos, o, a falta de expresa previsión de estos, con los señalados inicialmente como mínimos en el número 2 del artículo 4 de la Ley 6/87, de 7 de abril, de Urbanización Diferida.

No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior la financiación cualificada podrá otorgarse también en aquellos puestos en los que las Normas de Planeamiento vigentes en la zona de actuación exijan superficies superiores a los 120 m2. En tal caso, los terrenos deberán ser cedidos gratuitamente por los Ayuntamientos en cuyo término vayan a construirse las viviendas.

Artículo 11.- Gestión de suelo.

La urbanización y parcelación de los terrenos podrá realizarse por entidades públicas o personales privadas. A los efectos del párrafo anterior los Ayuntamientos podrán encargar la gestión de sus promociones a las empresas públicas participadas por el Gobierno de Canarias. En el supuesto en el que los Ayuntamientos cedan gratuitamente los terrenos para su preparación por las empresas citadas anteriormente, éstas sólo podrán enajenar los solares resultantes por el valor equivalente a los costes de promoción y urbanización y se estará a las limitaciones que se establezcan en la normativa aplicable para estos supuestos.

Las entidades públicas promotoras podrán recibir anticipos a cuenta de las subvenciones posibles, mediante la suscripción de un aval que garantice la devolución de los importes, en el caso de los compradores de los terrenos no alcancen la condición de beneficiarios de las ayudas para la adquisición de solares.

Artículo 12.- Declaración de utilidad pública.

El Gobierno de Canarias podrá dispensar los beneficios de declaración de utilidad pública a los efectos de expropiación forzosa a las operaciones de preparación de suelo promovidas por entidades públicas, siempre que las parcelas resultantes reúnan los requisitos previstos en el artículo 10 de esta norma y se destinen a su enajenación a favor de persona físicas que reúnan los requisitos para tener acceso a las subvenciones previstas en este Decreto.

Artículo 13.- De las Oficinas de Vivienda.

El Gobierno de Canarias, bien directamente o a través dc los Cabildos Insulares, mediante el oportuno convenio, creará en cada una de las islas Oficinas Insulares o excepcionalmente Comarcales de Vivienda, en las que se expedirán gratuitamente a los promotores de viviendas autoconstruidas proyectos simplificados aptos para este fin.

Las Oficinas Técnicas Insulares o Comarcales de Vivienda prestarán a los autoconstructores, que así lo soliciten, las ayudas técnicas que éstos precisen y llevarán a cabo la dirección de las obras.

Las funciones atribuidas en este artículo a las Oficinas Insulares o Comarcales podrán ser asumidas por los Servicios Técnicos municipales cuando así se acuerde con cl Ayuntamiento afectado.

Artículo 14.- De los requisitos de los proyectos.

Los proyectos citados en el artículo anterior vendrán referidos únicamente a viviendas con una superficie máxima útil igual o inferior a 90m2 excluidas las dependencias anejas; aquellos se ajustarán a prototipos adecuados a las características físicas y ambientales del medio en el que se edifique y deberán ser aprobados por la Dirección General de Vivienda.

La supervisión de los proyectos en las Oficinas Comarcales o Insulares dc Vivienda será bastante para la expedición de la licencia municipal de obra.

Artículo 15.- Características de las viviendas.

Las viviendas que se construyan responderán al tipo de viviendas unifamiliares, pudiendo contar con anejos, no residenciales, que deberán estar ubicados en planta distinta a la vivienda. En todo caso, la edificación no podrá exceder de dos plantas.

DISPOSICION ADICIONAL

Las subvenciones reguladas en este Decreto tienen el carácter de complementarias con las medidas recogidas en Real Decreto 224/89, de 3 de marzo, sobre medidas de financiación de actuaciones protegibles en material de vivienda, y aquellas otras ayudas establecidas en la normativa sobre viviendas de protección oficial siempre que reúnan los requisitos para ser calificadas como tales.

DISPOSICION TRANSITORIA

Hasta el 1 de enero de 1990, podrá llevarse a cabo la autoconstrucción de viviendas en suelo urbano que reúna los requisitos para su consideración como solar, aunque no esté destinado a este fin por los instrumentos de planeamiento municipal.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.- En lo no previsto en esta norma se estará a lo establecido en el Decreto 200/85, de 13 de junio.

Segunda.- Se faculta a los Consejeros dc Obras Públicas, Vivienda y Aguas y de Hacienda para que en el marco de sus respectivas competencias, dicten las disposiciones necesarias para el correcto desarrollo y aplicación del presente Decreto.

Tercera.- El presente Decreto entrará en vigor día de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.

Dado en Santa Cruz de Tenerife, a 31 (de julio de 1989. EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, Lorenzo Olarte Cullen.

EL CONSEJERO DE OBRAS PUBLICAS, VIVIENDA Y AGUAS, Ildefonso Chacón Negrín.

© Gobierno de Canarias