INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Está en:

Modalidades e instrumentos

La pesca marítima de recreo podrá ser de superficie, con o sin embarcación, o submarina. La de superficie, cuando se realice con embarcación utilizando el curricán de superficie, se considera pesca recreativa de altura.

La pesca con caña puede realizarse desde tierra o desde embarcación.

En la pesca recreativa de superficie desde tierra, se permite un máximo de dos aparejos, caña o liña, por licencia, con hasta tres anzuelos en cada uno, y la distancia máxima entre las cañas del mismo titular es de tres metros; pueden tener plomos o corchos y cebo o señuelo, pero no se pueden utilizar ingenios, artefactos o elementos eléctricos o electrónicos cuyo fin sea el de atraer o concentrar la pesca.

 

Pesca de superficie desde tierra

No está permitido fondear o calar ningún tipo de artes, aparejos o trampas autorizadas para el ejercicio de la pesca profesional, aunque, en la pesca recreativa desde embarcación se permite el uso de la jibiera o potera (una por embarcación) exclusivamente para la captura del calamar o la pota.

La pesca marítima de recreo submarina es la que se practica a nado o buceando a pulmón libre, sin utilizar equipos autónomos que permitan la respiración en inmersión ni el desplazamiento motorizado bajo el agua (no se pueden utilizar equipos autónomos o semiautónomos de buceo). Se puede practicar desde la salida del sol hasta su puesta.

Se puede utilizar el fusil de pesca submarina, el cuchillo y la fija, pero no instrumentos propulsados por gas (excepto los propulsados por aire comprimido), ni con punta explosiva, eléctrica, electrónica o con cualquier sistema de aturdimiento previo a las capturas; tampoco los que empleen detonantes o explosivos como fuerza propulsora para el lanzamiento de arpones. Además, todo buceador ha de marcar su posición mediante una boya de señalización de color rojo o naranja claramente visible.

 
Actualizado: 16/05/2018 12:09