INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Está en:

Publicaciones recientes de agricultura

El virus de Nueva Delhi (ToLCNDV) se detecta en España en el verano de 2012 en cultivos de calabacines al aire libre en Murcia y en 2013 en Almería y Málaga, causando pérdidas económicas importantes. En el año 2015 ya se había extendido por la costa mediterránea y la Isla de Mallorca y también se detecta en Túnez y en el sur de Italia y en el año 2017 se diagnostica por primera vez en Marruecos, en las zonas de Agadir y Tarudan en calabacínes. En el mes de marzo de 2018 se detecta por primera vez en Canarias, en una muestra de calabacín procedente del sureste de la Isla de Gran Canaria. A partir de ese momento se inicia una prospección por toda la Isla y se confirma su presencia principalmente en cultivos de calabacines, tanto al aire libre como en invernaderos, en calabaza y en melón

Se trata de un virus transmitido por la mosca blanca Bemisia tabaci de forma muy eficiente, principalmente en calabacines, donde las pérdidas pueden llegar a ser muy altas, sobre todo si la infección se produce en las primeras etapas del cultivo. 

 

El pulgón negro de la madera: Pterochloroides persicae, fue detectado por primera vez en España en la Región de Murcia en el año 1994 sobre almendro y en la actualidad se encuentra en toda la zona sur, este y centro de la Península. En Julio de 2015 esta plaga se detecta en la Isla de Gran Canaria, en Valsequillo también en almendro. El Cabildo Insular de Gran Canaria realizó en octubre y noviembre de 2016 una prospección y lo encontró en 11 municipios en distintos frutales: almendro, ciruelo, melocotonero, nectarino, paraguayo y manzano. En Tenerife, fue detectada su presencia en Junio de 2018 en Candelaria y Arafo y con posterioridad se ha extendido a otros municipios del sur y área metropolitana

El CGMMV es uno de los nuevos virus que se encuentra afectando los cultivos de cucurbitáceas en Canarias. Los daños más graves se han presentado en sandía, ocasionandoles una pudrición interna a los frutos, que los deprecia para su comercialización. También se ha detectado en pepino, calabaza, melón y calabacín. Se trata de un virus transmitido principalmente por semillas y por injerto y una vez introducido en una explotación se va transmitiendo por contacto. Por ello, esta publicación va destinada tanto a agricultores como a viveristas.

 Los daños causados por los hongos de la familia Botryosphaeriaceae están adquiriendo cada vez más importancia en el cultivo del aguacate en las Islas Canarias. En esta publicación se describen los distintos síntomas que se pueden observar: 1. Necrosis o muerte descendente de las ramas. 2. Aparición de chancros en las ramas. 3. Pudriciones del pedúnculo y del fruto. También su ciclo de vida y las recomendaciones generales para su control.

Si observa daños graves en las plantaciones, con síntomas similares a los descritos en esta hoja divulgativa, debe notificarlo al Servicio de Sanidad Vegetal del Gobierno de Canarias o a la Agencia de Extensión Agraria más cercana, al objeto de que la enfermedad sea correctamente diagnosticada a través del proyecto “Optimización de los sistemas de producción de aguacate en Canarias”.

Bactrocera dorsalis ex invadens, es una mosca de la fruta de cuarentena, polífaga y con una alta tasa de reproducción, que no está presente en Canarias, pero que puede atacar a muchos frutos de cultivos templados, subtropicales y tropicales que se producen en las islas. Los daños son muy similares a los de la mosca de la fruta Ceratitis capitata, ya presente en Canarias, por lo que para distinguirla, habría que observar las características morfológicas de los adultos. Esta mosca, aunque originaria de Asia, en la actualidad se encuentra presente en la mayoría de los países del continente africano (incluidas las Islas de Cabo Verde) con alguno de los cuales, las Islas Canarias tiene establecidas lineas aéreas y marítimas regulares, existiendo un alto riesgo de que pueda ser introducida en fruta contaminada sin control.

Por tanto, se recomienda no traer fruta de esos países y si observa síntomas, debe notificarlo urgentemente al Servicio de Sanidad Vegetal o a la Agencia de Extensión Agraria mas próxima.

La psila del puerro: Bactericera tremblayi, se encuentra en bajas poblaciones en cultivos de puerros y cebollas de Canarias, sin causar daños. Sin embargo, estos psílidos se han vinculado a diversos desarreglos vegetativos que están ocasionando pérdidas económicas en las producciones de la península. El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) trabaja desde hace varios años en proyectos nacionales relacionados con las enfermedades transmitidas por psílidos y colabora con el Servicio de Sanidad Vegetal para el seguimiento de nuevos problemas fitosanitarios de los cultivos de Canarias. Esta hoja divulgadora tiene como objetivo dar a conocer al insecto y su control y los síntomas que se están observando en cultivos de puerros fuera de Canarias

Por el interés de los productores, si observa daños similares a los descritos en cultivos de puerro o cebolla, debe notificarlo al Servicio de Sanidad Vegetal del Gobierno de Canarias o a la Agencia de Extensión Agraria más cercana.

Drosophila suzukii, se citó por primera vez en España, en el año 2008 en la provincia de Tarragona, y en la primavera de 2017 se detecta en las Islas Canarias, en una explotación de Tenerife, donde después de una intensa labor de erradicación, en la actualidad se realiza un seguimiento a través de trampeo.

Se trata de una pequeña mosca, que le ataca a una gran cantidad de frutos de piel fina cuando llegan a la maduración, provocándole su pudrición. Sus principales huespedes son: arándano, albaricoque, caqui, cereza, ciruela, frambuesa, fresa, higo, kiwi, manzana, melocotón, mora, pera y uva.

Los productores de fruta deben tener la precaución de no llevar fruta proveniente de la península a sus explotaciones, y no abandonar los cultivos con fruta madura, que pueda favorecer la introducción de esta especie o de otras similares. Las condiciones climáticas favorables son de 20-25 ºC y ambientes frescos, típicos del otoño y la primavera de Canarias. 
Si detecta su presencia, debe comunicarlo urgentemente al Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura para tomar las medidas oportunas para evitar su dispersión.

 Xylella fastidiosa es una bacteria fitopatógena que causa enfermedaes muy graves en cultivos leñosos como: viña, cítricos, frutales de hueso, olivo y ornamentales, aunque infecta también, a menudo de forma asintomática, a una amplia gama de especies de plantas hospedadoras, por lo que puede pasar desapercibida.  No está presente en Canarias, pero existe un alto riesgo de poder ser introducida en el material vegetal, como lo hizo en las Islas Baleares en octubre de 2016. Es una bacteria muy compleja, cuya capacidad infectiva depende de sus características genéticas y del hospedante. Su óptimo de crecimiento está entre los 26-28 °C y se transmite de una planta a otra por insectos vectores. 

Diaprepes abbreviatus (Coleoptera: Curculionidae) o gorgojo de la raíz de los cítricos, es un escarabajo de 10 a 19 mm de largo, con numerosas formas o morfologías, y con colores que van desde gris a amarillo, naranja, negro. Tienen el rostro alargado en forma de pico (picudo). Es originario de la región del Caribe. En las Islas Canarias es descubierto en Gran Canaria en el año 2014 en el municipio de Moya, aunque hay noticias de su presencia desde el año 2012 en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria. En la actualidad se encuentra en proceso de erradicación por lo que es muy importante que nos comuniquen  su presencia

La podredumbre de raíz del aguacatero, es una grave enfermedad ocasionada por el hongo de suelo Phytophthora cinnamomi, que requiere que los agricultores planten únicamente material vegetal sano, para lo que es necesario contar en Canarias con viveros que garanticen la idoneidad de los plantones. En esta publicación, la Dirección General de Agricultura a través del Servicio de Sanidad Vegetal, da a conocer la enfermedad y propone una serie de pautas para prevenir la introducción de la misma en los viveros y con ello evitar su posterior propagación a las nuevas plantaciones.

El Huanglongbing (HLB) o enfermedad del brote amarillo de los citricos o greening, es considerada como una de las enfermedades mas grave de los cítricos en los países en los que está presente y está causada por tres especies de bacteria "Ca. Liberibacter africanus", "Ca. Liberibacter asiaticus" y "Ca. Liberibacter amaricanus, bacterias que viven y se multiplican en el floema de los cítricos y en el sistema circulatorio de sus insectos vectores: los psilidos, principalmente las especies Trioza erytreae, presente en Canarias desde el año 2002 y Diaphorina citri, no presente en la actualidad, ni tampoco  esta enfermedad

Esta enfermedad, presente en Canarias desde hace algunos años, esta causada por la bacteria “Candidatus Liberibacter solanacearum”, que es un parásito obligado del floema de las plantas y de los insectos que le sirven de vector, en los que puede multiplicarse y a través de los cuales se propaga en el cultivo. Cuando “Ca. L. solanacearum” invade el floema de la zanahoria causa los síntomas descritos. También puede introducirse en el cultivo a través de semillas contaminadas

Bactericera trigonica es la plaga más importante del cultivo de la zanahoria debido a que puede transmitir a ‘Candidatus Liberibacter solanacearum’ y fitoplasmas, que causan la enfermedad llamada amarilleos y enrojecimientos de la zanahoria. En 2012 se tuvo la primera referencia de la bacteria ‘Ca. L. solanacearum’ asociada a zanahorias y a B. trigonica en las Islas Canarias, donde produce pérdidas importantes en el cultivo. No hay productos que permitan el tratamiento directo de ‘Ca. L. solanacearum’, por lo que su control se lleva a cabo actuando sobre el vector mediante insecticidas.

Se describen los principales virus que pueden afectar al calabacín detallando su sintomatología, huéspedes y forma de transmisión y su presencia e incidencia en Canarias. Asimismo se incluye un apartado sobre el manejo y control de estas enfermedades y unos anexos donde se exponen en tablas, la forma de transmisión de las diferentes virosis, la presencia e incidencia de estas virosis en Canarias y las variedades con resistencias a alguna o varias virosis del calabacín.

Otras publicaciones de sanidad vegetal

 
Actualizado: 31/10/2018 14:00